Cómo eliminar los malos hábitos

Cómo eliminar los malos hábitos

30 diciembre 2009

Cómo eliminar los malos hábitos

Las metas para el nuevo año muchas veces se centran en eliminar los malos hábitos.

Sin embargo, esta no es tarea sencilla, y para lograrlo, se necesita paciencia y un plan.

El proceso es similar para cualquier meta que se planteen, ya sea tomar menos cerveza, dejar de fumar, comer menos comida chatarra o pasar menos tiempo en la computadora. El primer paso es analizar al mal hábito, y luego crear un plan accesible para contrarrestar este problema. Los pasos a seguir son los siguientes:

A – Analizar al mal hábito

En primer lugar, es importante determinar si lo que se considera un mal hábito es de hecho un hábito o si ya es una adicción. Un hábito es simplemente una conducta adquirida, mientras que una adicción incluye dependencia física o psicológica. Tengan en cuenta que las adicciones por ejemplo al alcohol o cigarros, por lo general requieren la ayuda de un profesional.

Para terminar con un mal hábito, es esencial saber cómo, cuando y por qué ocurre. Comerse las uñas por ejemplo, así como también otras conductas nerviosas, llegan a ser actividades que se realizan inconscientemente.

Muchas veces es necesario que alguien les haga notar lo que están haciendo. Por este motivo es muy importante establecer cuándo y cómo ocurre.
Una vez que el comportamiento se haya analizado, se debe idear un plan con pasos específicos. Terminar con un mal hábito es posible, pero requiere planificación y estrategia previa.

B – Determinen los disparadores

Controlar el ambiente es un paso clave para terminar con estos hábitos. Por lo general, hay  lugares o actividades específicas que disparan determinados comportamientos. Por ejemplo, si comer sin parar frente a la TV es un problema, apaguen la tele y hagan otra cosa.

Por lo tanto, si quieren dejar determinado comportamiento, eviten los lugares o situaciones que disparan este mal hábito cuando sea posible. Si están dejando de fumar, no pasen los descansos o almuerzos con fumadores. No se compren papas chips o gaseosas si están tratando de comer saludable. Si su problema es que pasan muchas horas en la computadora jugando, escondan todos los juegos para evitar la tentación.

C – Creen un plan

Reconozcan que cada mal hábito que tengan está llenando alguna necesidad, y por lo tanto es necesario remplazarlo por algo bueno. Muchas veces, los malos hábitos se pueden sustituir por buenos hábitos. Por ejemplo, si están tratando de dejar de tomar coca, el té de hierbas o el agua con limón son buenas alternativas. Si quieren dejar los dulces o el cigarrillo, traten de comer chicle.

En cada instancia en que el mal hábito pueda aparecer, piensen en una variedad de alternativas y prueben cual es la más exitosa. Sean pacientes pero persistentes. Los malos hábitos se adquieren con el tiempo, por lo tanto, eliminarlos puede llevar un tiempo también. Tomen los deslices como oportunidades de aprendizaje y no como fracasos. Aténganse al plan hasta que el mal hábito se elimine completamente.

Hay (1) comentarios:

  1. Adriàn Sandoval

    27 de abril de 2011

    buen post, pero ¿Què hacer si por ejemplo el disparador hacia el mal hàbito suela ser inevitable?, por ejemplo, tengo el mal habito de dormir hasta muy entrada la noche, sin embargo, cada vez que me propongo eliminarlo, terminan saliendo compromisos como trabajo o escuela que me impiden hacerlo.

    agradecerìa una pronta respuesta

    Like or Dislike: Thumb up 1 Thumb down 0

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen