Complejo de Edipo

Complejo de Edipo

29 diciembre 2009

Complejo de Edipo

Según la teoría de Freud, el complejo de edipo es un conflicto emocional que se presenta durante la infancia a niños y niñas por igual, donde se experimenta una atracción sexual por el progenitor del otro sexo. En el caso de los niños, se denomina complejo de Edipo, y en el de las niñas, complejo de Electra.

Conjuntamente con la atracción por uno de los progenitores, se experimenta una situación de odio hacia el otro progenitor.

Este complejo forma parte de lo que freud denominó la etapa fálica (pregenital) del desarrollo de la libido, y abarcaría los seis primeros años de vida del niño.

El concepto del complejo de Electra fue desarrollado por el colaborador de Freud, Carl Jung. Pero este modelo no fue aceptado por Freud, ya que aplicaba el complejo de edipo al desarrollo sexual de niños y niñas indistintamente, y porque consideraba que la sexualidad femenina formaba un modelo más complejo.

freud afirmaba la universalidad del complejo de Edipo, asegurando que está presente en el desarrollo de todo ser humano. Posteriormente, esta postura fue refutada por la psicoanalista alemana karen horney y por el antropólogo británico Bronislaw Malinowski.

Según la teoría freudiana, el conflicto edípico es reprimido por los mecanismos represores del niño, favoreciendo el desarrollo de su sexualidad. Pero si la conflictiva se dirige al inconsciente, entra en funcionamiento el complejo de castración, que da respuesta a la carencia de pene en las niñas, lo que explica las diferencias morfológicas y es considerado un castigo por el niño. Esto provoca en el niño una angustia intensa. En la niña, según esta teoría, la carencia de pene es percibida como un daño, que intentará compensar durante su desarrollo.

Hay un período conocido como período de latencia, durante el cual desaparece el interés del niño por los genitales. En este período, recibe la amenaza de castración de la madre, que busca reforzar su autoridad con ayuda del padre o del médico.

El niño se enfrenta a dos formas de Edipo: la activa, donde pretende tomar a la madre y sustituir al padre; y la pasiva, donde se hace amar por el padre.

La persecución del Edipo lleva a la castración, se da un enfrentamiento entre el narcisismo por una parte de su cuerpo y la investidura libidinosa del objeto.

La investidura del objeto se sustituye por la identificación, se internalizar la autoridad del padre y de la madre resultando la formación del Súper-yo, que devuelve las investiduras al objeto y prohíbe el incesto. Las aspiraciones libidinales son sublimadas en sentimientos de ternura, dando comienzo al período de latencia.

La niña asume que fue castrada. Se da un acercamiento al padre, con intención de sustituir a la madre. Simbólicamente, pasa de desear tener un pene, a un hijo que espera recibir de su padre como regalo, este deseo permanece inconsciente y constituye la base de su función sexual futura.

Tratamiento del complejo de Edipo:

La terapia busca que el paciente renuncie a sus fantaseos y satisfacciones secretas, para sustituirlas por formaciones imaginarias y otras acciones en la vida, que llevan a conseguir nuevas formas de satisfacción real. Se da una liberación de la libido, deslindándola de imágenes parentales que subyacen en el inconsciente, devolviendo la influencia del yo y de la realidad.

Los padres pueden facilitar la salida de este conflicto manteniendo una actitud comprensiva. El niño trata de superar este complejo pareciéndose a su rival e identificándose con él y tornándolo en un modelo a seguir. En la niña ocurre lo mismo con la madre.

La comunicación fluida con el niño ayuda a disminuir la conflictiva. Suelen presentarse sueños eróticos o sexuales en el niño de acuerdo a su edad, dirigidos hacia el padre o la madre. Los padres deben fomentar el corte del “cordón umbilical”, para evitar que el nexo se convierta en una obsesión que desvirtúe la relación con los padres o que ocasione relaciones futuras de tendencia sustitutiva.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen