¿Qué es la agorafobia?

Agorafobia

 

Una fobia generalmente se define como un miedo inexorable de una situación, actividad, o cualquier cosa que haga que la queramos evitar. La definición de agorafobia es un miedo de estar en una situación de la cual no podemos escapar sin que sea humillante o muy difícil.

Por lo general, ocurre en combinación con otros desórdenes de pánico, lo cual hace que identificar cada cuanto ocurre sea muy difícil. Se estima que sucede entre 1 y 7 % de la población, y que por lo general está muy mal diagnosticado.

¿Qué es lo que causa la agorafobia?

Hay diversas teorías acerca de qué es lo que causa la agorafobia. Una hipótesis es que se desarrolla a partir de reiteradas exposiciones a circunstancias que provocan ansiedad.

La teoría de la salud mental que se enfoca en cómo los individuos reaccionan a conflictos emocionales internos describe la agorafobia como el resultado de un sentimiento de vacío que se genera a raíz de un conflicto no resuelto. Aunque la agorafobia, al igual que otros desórdenes mentales, es causada por un número de factores, tiende a suceder en familias, y para algunas personas, hay un factor genético clave que contribuye a su desarrollo.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la agorafobia incluyen la ansiedad de pensar que se va a tener un ataque de pánico cuando una situación parece no tener salida o es vergonzosa. El ataque de pánico aquí puede incluir miedo intenso, desorientación, rápido latido del corazón, mareo y diarrea. Las personas agorafóbicas empiezan a evitar las situaciones que provocan estas reacciones.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la agorafobia?

La agorafobia por lo general comienza en la adolescencia o temprana adultez. Si bien tener un historial de ataques de pánico es un factor de riesgo para desarrollar la agorafobia, los individuos con este problema también corren el riesgo de desarrollar estos ataques de pánico. Otros desórdenes de ansiedad que tienen tendencia a ocurrir junto con la agorafobia son los desórdenes sociales, e incluso la ingesta excesiva de alcohol.

¿Cuándo consultar con el médico?

•    Si tienen síntomas muy fuertes que piensen que necesitan medicación
•    Si los síntomas comienzan a interferir con la vida profesional, social y personal
•    Si tienen dolores en el pecho, les falta el aire, tienen dolores de cabeza, mareos, desmayos o debilidad sin explicación
•    Si se sienten deprimidos

Cuando estos síntomas se presentan durante un período prolongado de tiempo, es conveniente consultar al médico.

¿Cómo es el tratamiento?

Hay varias formas de tratar este trastorno, como con psicoanálisis, medicación, mayor exposición etc. Consulten con su médico cuál es el tratamiento adecuado para ustedes.

Como toda cosa que se consume trae el riesgo de tener posibles efectos secundarios, es importante trabajar bien de cerca con su doctor y decidir si es preferible tomar algún tipo de medicamento, y en caso afirmativo, cuál sería el indicado para cada uno.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*